Laura Jane Richardson: primera mujer líder del Comando Sur de Estados Unidos

Primera Edición (2)
Recuperado de: Agencia efe

El 29 de octubre del año 2021, la General del Ejército estadounidense, Laura Richardson, fue designada líder del Comando Sur de los Estados Unidos. Con más de 35 años de trayectoria, Richardson pasó  a ser la primera mujer líder de la unidad militar más importante en la nación norteamericana. Durante el momento de su nombramiento, resaltó cada uno de los pilares que serán el enfoque de su labor operativa a partir de ahora: igualdad de género, leyes, democracia y libertad. A su vez, reconoció la difícil realidad que atraviesa la humanidad a nivel mundial, sin embargo, reiteró que esos obstáculos representan la expansión de nuevas alianzas y el trabajo arduo que beneficiará la seguridad de la nación.

Así pues, el Comando Sur es una de las diez unidades que conforman las Fuerzas Armadas de la nación, cuyo propósito inicial es defender sus ideales en América Central, América del Sur y el Caribe. De igual manera, funciona como una estrategia militar de carácter diplomático por parte del Pentágono para reaccionar ante situaciones que se presenten como amenazas determinadas por el Estado. Este comando se encarga de ejecutar operaciones militares en conjunto con las demás fuerzas armadas en el país y, a su vez, lidera a cada una de ellas.

Antes de ser líder del Comando Sur, Laura Richardson fue piloto de helicópteros Sikorsky UH-60 Black Hawk. Luego, tuvo un ascenso como General de brigada, siendo la jefa de personal de comunicaciones de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán, cuyas operaciones tuvieron lugar en Texas. Seguidamente, gracias a su esfuerzo, fue ascendida como teniente general y designada comandante general adjunta de FORSCOM o las Fuerzas del Ejército de los Estados Unidos. Para finales del año 2018 hasta 2019, fue la comandante en funciones y en marzo de ese mismo año fue nombrada comandante del Norte del Ejército estadounidense.

Richardson representa la gran presencia que, actualmente, están logrando las mujeres a nivel mundial, en aspectos políticos, económicos, gubernamentales y estrategias de seguridad militar. De este modo, uno de los frentes armados que garantiza la seguridad de la nación se encuentra en vital liderazgo por parte de una mujer que ya pasa a la historia trascendental de Estados Unidos y de la humanidad. Así pues, sus operaciones en la unidad se enfocarán, principalmente, en recuperar los aspectos vinculados con aquellas alianzas que habían sido desgastadas por el COVID-19 y mejorar cada una de las relaciones de la nación, para así hacer frente a los desafíos de este siglo en cuanto a seguridad nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.